Printfriendly

lunes, 10 de abril de 2017

Aunque sea en silencio, en inquietud de hombre


Cuando por fin aceptes que en vencer no hay victoria
si el premio sólo sabe a amarga decepción,
¿repasarás mis pasos, la inhóspita canción
que sembró tu distancia por sobre nuestra historia?
Qué difícil, pesada, puede ser la memoria
si recuerda, y no tiene y no encuentra otra culpa
que la propia, sin nadie que la entienda o esculpa
-como lo hacía yo si decías mi nombre-,
aunque sea en silencio, en inquietud de hombre.
Cuán tarde a veces llega ese sabor a pulpa.