Printfriendly

viernes, 20 de enero de 2017

Cita 28

Leí que "después del fuego el hombre no ha inventado nada más". Se me ocurre que después del maniqueísmo tampoco se ha avanzado mucho, a pesar de Nietzsche. Si te fijás, si bien están los que afirman que ni somos enteramente malos, ni enteramente buenos, no deja de ser cierto que el mal implica al bien, o viceversa, y que la comisión de un acto malo, entonces, sugiere aquello de perdonar. Aquí lo cómico - o trágico - sería leer esto mientras cae un meteorito sobre el templo en el que uno está para que alguien, luego, logre perdonar al meteorito.


Ahora, si sos el que murió aplastado por el meteorito quién sabe cómo sería la cosa, porque los testimonios de después de la muerte son bien pocos, y medio dudosos; bah, digamos que no buscás en youtube el canal de los resucitados, listo. Del lado del meteorito hay más tela, porque igual que un pedazo de piedra, hay un montón de irracionales que actúan parecido, y a los que se les puede estudiar y sacar conclusiones. La cuestión pasa por el lado de los familiares y amigos de los que murieron aplastados por el meteorito, cómo quedan, quiénes lucrarán con ellos.


Volvemos al refranero no tan popular que dice pregúntate "¿quién sacará provecho de esto?". Quizás no se pueda ver muy claramente de golpe, pero existe toda una industria de la culpa, con su correspondiente industria del perdón, como existe, consecuentemente, una industria de la manipulación de la culpa y del perdón, de su comercialización y toda la cadena tributaria respectiva. Cada vez que te hacen sentir culpable hay de seguro una industria detrás. ¿O vos creés que los terapeutas tienen su consulta gratis y que los curas del Vaticano cagan en letrinas en el fondo del patio? La culpa es dinero.