Printfriendly

jueves, 1 de diciembre de 2016

Tanta fatiga de piedras y pinos



Tanta fatiga de piedras y pinos
para encontrar que construyo, despacio
la soledad en mi piel; los caminos
sobre mi edad y mi dúctil espacio.

Tanto temor y quebranto que entiendo
que todo pasa y se instala en mis manos
si me atornillo a su espalda, si tiendo
sobre sus ojos los míos, arcanos.

Todo tan simple, tan cruel la batalla
que mi razón se extravía y me hiere
por protegerme de Roma y sus odios...

Y yo que insisto en querer dar la talla
gritando a Cronos que calle y espere
ver nuestros nombres llenando sus podios.