Printfriendly

martes, 6 de diciembre de 2016

No te asuste el giro


El humo en espiral que trepa y me relata
la dimensión inquieta que protegen los niños,
el sonido rugoso del agua cuando gira
alrededor del nudo que define mi cuello.

El color de mi whisky si te sabe desnuda
sosteniendo en tus ojos todo eso que no fui,
el silencio preciso recorriendo tu boca
cuando apago la luz comenzando un presente.

Todos estos instantes que suenan tan exactos
- porque jamás se dicen, porque son los que ocurren -
los parí soportando siendo siempre el culpable

sin jamás ser la víctima; si un excesivo arrojo
también marca las huellas que dejo en la pared
no te asustes del giro, es Roma contra Andrea.