Printfriendly

jueves, 8 de septiembre de 2016

Un error más, uno más


Este tiempo se curva, se distrae
y en lugar de apurar sus líneas, sus casillas
se detiene en mis ojos demorados sin saña
en el último adiós que dio mi boca.

De pronto y sin aviso ocurre el gris
mordiéndome los dedos, buscándome la lengua;
y si me palpo el vientre tan sólo siento un hueco
de sonidos y gestos extraviados.

Un error más, me pido y me permito
apretado en la rabia, sollozando un futuro
que sabiendo el pasado me sonríe con furia.

Uno más, a consciencia y como todos,
con la piel por delante y el corazón valiente
apostando a que sepas hacer vibrar mi nombre.