Printfriendly

jueves, 7 de julio de 2016

Cita 17


Uno los mira desde un lado del mostrador olvidando justo eso, que tiene dos lados; y que un día ese mostrador nos agarra de un lado y que al siguiente - más por biometría que por otra cosa - nos agarrará del otro. El truco entonces es ponerse siempre en los ojos del que está en el otro lado, y entonces es el vendedor mirando desde los ojos del comprador, y es el comprador el que examina los ojos del vendedor, ambos, más acertadamente, más empática, justiciera y humanamente. Se produce entonces el humilde orgullo de poder aprender de cada cual.


Dependiendo de qué día del año, y de qué año de un decenio, están los que sí querrían ser juzgados por la mayoría, para luego ser los que no querrían ser ni vistos por esa misma mayoría. Los padres son, así, igualmente minoría como mayoría; por igual constituyen un ente único de calidad y cantidad sin muchas opciones aparentes de alteración alguna. Aquí, la verdadera joda consiste en aplicar eso de "mal discípulo aquel que no supera a su maestro", porque los malos padres suelen generar nuevos malos padres hasta que, de pronto, alguien rompe el árbol genealógico y entonces avanzamos.


Este desprenderse del árbol, que bien puede estar revestido de un dramatismo inigualable, también pudiera darse con la tranquila - aunque firme - secuencia con la que el hijo menor abandona el negocio familiar de confección de ataúdes y decide lanzarse al negocio de los helados. Ir más allá de lo establecido, de lo convenido, o dicho de otro modo, abandonar el sistema de repetición irrazonable constituye el primero de los pasos hacia la generación de una "nueva" realidad. Acordemos, aquí en la línea, que emular dista mucho del tradicional copiar/pegar que heredamos mucho antes de Windows. ¿O qué te parece?