Printfriendly

sábado, 25 de junio de 2016

Esos pocos dioses

Esos pocos dioses en los que ya no creo
y que tiran de mis pantorrillas
-  entre suplicantes y cínicos -,
sabiendo que sostengo sobre mis hombros
la perdida virginidad de sus hijas...

Esos poetas notables, perfeccionistas
del 7, 11 y 14,
- y "¡oh por Dios, no vi esa asonancia!" -
que piden perdón desde el puto celular
por los errores orto-gráficos...

Esos manipuladores con genitales pero sin sexo
añorando el egoísmo de un verbo conjugado
que les llene la boca de algo qué repetir
cuando todo lo que son debiera silenciarse...

tendrían que, por ley
escribir mucho y seguido.

Quizás entonces llegaríamos al hoy,
con un concierto para clarinete,
para después de la cena.