Printfriendly

viernes, 20 de mayo de 2016

Todo hecho de colores sin hacer

Tanto libro en mi mente
tanta caricia inquieta entre mis dedos
y vos andando libre de sospecha
de dueños, de pesares y de angustias
por la tierra tranquila de los que nunca sufren.

Tanta música cierta al fondo de mi pecho
para que sólo escuches el eco de mi voz
cuando apenas murmura que te extraña,
y sólo atiendas, torpe, cada una de mis quejas
si te las voy diciendo despacito
en tu clave de fa.

Tan hermosa tu piel, tan de jazmín tu risa
que yo me vuelvo poco
- casi menos, debajo de lo mínimo -
tu presa que sonríe
las ganas y la fuerza de lo antiguo y lo nuevo
todo hecho de colores sin hacer.