Printfriendly

domingo, 20 de marzo de 2016

Porque sin vos, yo ya no ser de nadie


Dime quién disfrutaría frente a tus ojos
mejor que yo
del timbre, del sonido, de los padres
que cultivaron, generaron, esculpieron
lo que sólo mis notables y yo
estuvimos esperando...

Cuéntame al borde de mis depresiones
tratadas a fuerza de alcohol y gym
cómo alejo la sensación de unas manos exactas
buscando en su oscilación
la fiera estabilidad de mis ojos.

Dibuja sin caer en prisas
la manera de mi vientre
cuando me besas el pasado
y en tu risa empuñas mi futuro
en un vértigo amoroso
que preña con tu boca mis silencios.

Mía
de mis espejos rotos
de mis venas que corté a los quince
se mi sed vigente a los cincuenta
de mis libros sin edad
de mi cariño que te aprende
de mi necesidad de saberte libre y pura y loca

para que acaso así me entiendas
espero seas mía

porque sin vos,  yo ya no ser de nadie.