Printfriendly

domingo, 27 de marzo de 2016

Acércate a tu voz

Acércate a tu voz sin pretensiones
- desaprendiendo el gesto de juzgarte
con gran severidad mas poco arte -
y comienza a sentirla sin razones.

Admite lo precioso de las diez mil pasiones
que te vuelven del todo y de su trama parte,
mientras asumes suave, que si quedaste aparte
de la honesta alegría, fue por obviar tus dones.

Falla, y vuelve a fallar las veces que prefieras,
al levantarte ríe sacudiéndote el polvo
que así se forja el músculo que levanta a la gente.

Acierta sin temores que todos somos fieras
hechas para colgar de un golpe el guardapolvo
y andar sin equipajes que nos jodan la mente.