Printfriendly

viernes, 5 de febrero de 2016

Sólo porque me sabes



Tú que no te detienes a mirar los destrozos
¿recuerdas cuánta herida me cabe entre las manos
si acaso sopla el viento que me trae tu nombre
y me falta la calma de haber cruzado el límite?

Te pregunto por  mí, por mi pecho que busca
ese fuego arrogante de tu risa silente,
porque me van sobrando las respuestas sencillas
que me dan los vulgares mirándome con rabia,
y me pesa el hartazgo de tanta luz sin sombra
llenándome los ojos si te pienso a mi lado.

Tú que sabes te ignoro principios y finales
porque no me conozcas posibles estructuras
¿es cierto que me esperas avanzando las horas
como si fuese falso que te quiero y me dueles
sólo porque me sabes capaz, dispuesto a todo?