Printfriendly

viernes, 22 de enero de 2016

No, yo no sé

No, yo no sé
cómo se educa el carácter
para que la amargura, vestida de seriedad,
haga de cualquier risa, en cualquier lugar y hora
la más terrible de las ofensas.

Católicos, pobres tarados,
musulmanes y, por supuesto, hinduistas,
felices hasta el orto con el dolor y el sufrimiento;
y la mierda que son mayoría...: el drama vende.

"En este panorama..."
yo me río acerca de si la poesía vende o no,
porque para que haya poesía
debe, primero, haber poetas
y
un poeta nunca vende

el poeta compra
y cuando compra jamás usa dinero.

Como la hormiguita que se cogió a la elefanta
a puro saliva, o a puro pulmón
el poeta come cuando quiere

a veces, incluso a quien quiere - mirá vos -
porque Dios no le dio dientes - obvio que no -

le estampó el hambre en los ojos y en el vientre .

Qué se yo...
llevo mucho daños escribiendo
lo que no dicen los estudiosos

voy a mí, porque en el mí
está toda la dependencia de vos.

Love you.