Printfriendly

lunes, 14 de diciembre de 2015

73. La diferencia que condena

73. La diferencia que condena

"Agradó a Dios y fue amado, y como vivía entre pecadores, fue trasladado."
Sabiduría 4:10

Mírame cada marca que dejaron los años
arrugando mi rostro, mis dedos andariegos
y aprende a valorar si enarbolé los egos
de las crías que tengo, a golpes, sin regaños.

Aplaude mis errores y todos mis engaños
que por haber calmado sus mil desasosiegos
tan sólo entremezclando disciplina con juegos
les provoqué dolores privándoles de daños.

Agradece lo injusto de que siga tranquilo
con mis furias y fobias y mi no ser de nadie
con mi manía y modo de despreciar la normas.

Quizás por eso lata dibujando un estilo
que desgrana la vida  y lo que de esta irradie
cuando el tiempo se curve y ya no queden formas.