Printfriendly

domingo, 29 de marzo de 2015

La razón de mis historias

Hay por ahí lo grave y contundente
buscando perforar dentro del hueco
otra escala de huecos, con vacíos
erigidos de ausencias en la nada.

Acechan en los bordes insalubres
de toda precisión inaprendida
los filos de una cifra que se oculta
detrás de los afectos y del odio.

Y la garganta afina el grito mudo
que aguarda entre los puños como risa
apretada en los dientes del demente.

Y yo me corto solo sin tus manos
la mirada que pierdo si me huyes

nombrando a la razón de mis historias.