Printfriendly

domingo, 22 de febrero de 2015

91. Te dibujo de mí

Ya tengo muchas horas en el aire
demasiados hoteles habitados
y tan poquito tiempo caminando
con tu cintura andando entre mis lápices,

que si te escribo duele que ya nadie
reemplace tu modo de ser algo
con lo que no contaba con mis años
de traficar el tiempo de los frágiles.

Te dibujo de mí, como capricho
del que pide lo justo y se retuerce
en la fatiga triste del que ignora

cómo son las mañanas sin espinos
y cómo las que late el que posee

la humedad de tu sexo y de tu boca.