Printfriendly

martes, 6 de enero de 2015

De todos modos, de cualquier manera

Afuera llueve despacio y, ese goteo
me hace desear pedir, como agradecer
un poco más de duración a esta intensidad
de atravesar el tiempo mediante el sonido.

Sé que me sobra boca para  implicar
a la huella indeleble de tu cintura
inmaculando el final de mi noche,
que de un vozarrón de errores carente
pudiera torcerle el cuello al destino
a la suerte o a la fortuna
y exigir la intimidad de tus ojos
sonriendo sobre mis cicatrices,
y que como siempre
será mi pulso el que decida postergar mientras empuja
el encuentro que no se nombra
ese que se forja desde uno y se concreta desde el otro.

De todos modos, así y aquí decirte
qué cerca y lejos la calle, el monasterio,
los colores en el almanaque, cada cita
a la que asistimos cada cual vestido
de lo que siempre supimos no nos quedaba.

De cualquier manera, también el ahogo,
la mano que flamea como una bandera en lo alto
de esta emoción personal
que diciendo sin adjetivos el final de tu espalda
por rudeza de encierro relata tus labios carmesí
imposiblemente más aquí del tiempo.

De todos modos, de cualquier manera
también esta inconexión que a mí me duele
y seguro te encuentra dormida
sirve para recordar el punto
en donde se cierra el círculo
e impetuosa como indócil se abre la espiral
que preñada por mi boca y mis ojos

necesitan asirse a tu pelo y arder en tu mirada.