Printfriendly

viernes, 16 de enero de 2015

Conciencia



"Les ordenó que dejen que los niños lleguen a él, los cuales, entre otras cosas, no tienen consciencia del tiempo. Como siempre ocurre, es necesario dominar toda ley para poder entonces burlarla. Esto es: el que no acceda al cuándo no accederá a la eternidad."
Andrea

Haber querido mucho con ansias y pureza
estando sólo y pronto para poder legarlo;
haberlo hecho sin nunca pretender el negarlo
hasta andar lo recíproco de una muy alta tibieza.

Mantenerlo en la mira y entenderlo
sintiendo una potencia que expectante
acompaña al impulso del instante
que intuyéndolo al todo busca verlo.

Será conmigo el tiempo de la espera sin pausa
la misión cruda y plena de con fuego arrasar
lo feo y deprimente que en lo profundo anida.

Hasta unir cada fin con su primera causa
en un bucle de axones que por jamás parar
habrá de develar el cuándo de la herida.