Printfriendly

sábado, 31 de enero de 2015

82. No busco fama

No digas nada, me repito mientras veo
que todo cierra en el relato de la tarde
si muere a solas desprovista del alarde
que oculto y guardo convirtiéndola en trofeo.

No busco fama sino gloria, o eso creo
si salgo al paso del valiente y del cobarde
centrando el ojo en el sendero que me arde
su forma curva de vacío y de deseo.

Me pueblo entonces de distancias absolutas
andando inmóvil por los bordes de mi mente
sellando angustias y alegrías sin pasado,

volviendo a mí con la potencia de volutas
de un sol curtido y sosegado, iridiscente
de penas rotas al calor de un yo triunfado.