Printfriendly

lunes, 8 de diciembre de 2014

El magnífico detalle



Si solo te detienes a mirar el atrás
seguro que verías sin demasiadas dudas
de la oscuridad alta sus falanges huesudas
y de la luz el siempre junto con el jamás.

Si te pasa, cuidado, que muchos se confunden
creyendo que anduvieron demasiados terrenos,
y apenas sí confían en que hay malos y buenos
mientras siembran profundo aquello en que se funden.

Concentrados al límite en la nueva cosecha
viven los que apostaron al poder del abajo
germinador de frutos, del oro y de conflictos.

Mientras que bajo el agua labora quien acecha
el color de los cielos, su hermético legajo
que sana todo el duelo que portan sus adictos.