Printfriendly

viernes, 3 de octubre de 2014

Segunda sesión



—Yo sé —dijo Acuario, y se dedicó a otros universos.

Primero indago a fondo las aristas del drama,
cómo fue la niñez y el árbol genealógico,
estructurando así el dinamismo lógico
con el que se sostiene finalmente la trama.

Una vez que resuelvo el orden cronológico
del primer estallido que un bando a otro reclama,
reviso los errores anexos al programa
comprobando al detalle que todo es y no lógico.

Entonces yo me callo y espero agazapado
el devenir preciso -de la causa el efecto-
a ocurrir con mis hombros en otra geografía.

Eso sí, como hijo -de puta, de lo errado-
a los míos les dejo las pistas del "proyecto"
que los tiene encerrados lejos de la alegría.