Printfriendly

sábado, 26 de octubre de 2013

Elvio Romero, sus mejores poemas


Ficha del libro:
--------------------
Título: Elvio Romero, sus mejores poemas
Autor: Elvio Romero
Editorial: El lector
ISBN:
Nro. Páginas: 212
-----------------------
Elvio Romero, sus mejores poemas
por Silvio M. Rodríguez C.

El poeta paraguayo Elvio Romero (1926-2004)  representa la otra cara de la penuria, el lado claro de lo oscuro. Con seis años le tocó vivir la guerra de Paraguay con Bolivia, y a los 21 años, tras la guerra civil conoció el exilio. Sólo considerando esto pudiera esperarse en sus poemas furia y resentimiento, dolor y acaso descreimiento. Sin embargo, quien ama, quien porta dentro lo pasional sin escudos, suele terminar rescatando de cada gesto y cada omisión la lucha íntima por lograr lo bueno, lo mejor desde el hombre hasta la nación, desde la nación hasta lo humano sin banderías.

En sus poemas hay una combinación preciosa entre lo descriptivo y lo espontáneo y fijo de las emociones. El paisaje se vuelve sentimiento y el sentimiento se dispara en espiral desde el paisaje. Cada palmera, cada pájaro, cada fusil y cada charco de sangre se convierten en símbolo sencillo de profundo significado, entre los que intervienen, latiendo, el hombre y los hombres, el individuo y la suma de los individuos, desde una visión ilimitada de patria, en donde la tierra no es un país, sino una razón que busca volver a una hermandad primigenia y natural aunque implique luchar hasta morir.

Formalmente posee un estilo muy logrado, con un dominio total sobre la métrica que le permite alcanzar la naturalidad, el escribir sin aparente esfuerzo, como si la construcción de un poema se tratase de sólo volcar en el papel la estructura almacenada por dentro. Pero más allá de los endecasílabos -y es un disfrute maravilloso los giros que emplea con alejandrinos, sonetos y romances-, también es capaz de poemas libres, de versos largos sin medida en los que transmite un aliento maduro y ágil, sin privarse de riesgos pero sujetando siempre el ritmo, logrando una cadencia encabritada de difícil, complicada armonía.

Esta muy buena selección de poemas incluye extractos de 12 de sus libros, "Días roturados" (1948), "Resoles áridos" (1950), "Despiertan las fogatas" (1953), "El sol bajo las raíces" (1956, y que fuera presentado por MIguel Ángel Asturias), "De cara al corazón" (1961), "Esta guitarra dura" (1961), "Un relámpago herido" (1967), "Los innombrables" (1970), "Destierro y atardecer" (1975), "El viejo fuego" (1977), "Los valles imaginarios" (1984), y "Flechas en un arco tendido" (1994). La selección, que evidencia gran esfuerzo, fue realizada por Francisco Pérez-Maricevich, José-Luis Appleyard, Ramiro Domínguez, Roque Vallejos y Rudi Torga, miembros del consejo permanente de la editorial El lector.

"Elvio Romero, sus mejores poemas", es un libro que para quienes no conozcan a este autor les resultará una invitación a adentrarse en el sentimiento americano, a la forma y fondo de un escritor celebrado por altos referentes de la literatura como Miguel Ángel Asturias, Rafael Alberti y Gabriela Mistral. Para los que ya lo conocen no deja de ser una pieza infaltable de coleccionista, una manera de repasar nuevamente una poesía que palpita desde tierra adentro, desde la tierra y el arado, desde la sonrisa limpia del sembradío victorioso fecundado por el brazo firme que suda y desconoce de temores.